Las ventajas de contar con un Plan de Retribución Flexible

Derecho Laboral 0 Javier GarcíaJavier García

Los Planes de Retribución Flexible ofrecen una serie de interesantes beneficios para los trabajadores, al contar con importantes ventajas fiscales que permiten al empleado reducir la carga fiscal en sus rendimientos del trabajo, percibiendo por ello un mayor salario neto sin que esto suponga un coste adicional para la empresa.

La política retributiva se ha convertido en un elemento importante a la hora de gestionar las relaciones laborales. En concreto, los Planes de Retribución Flexible ofrecen una herramienta útil para aumentar el poder adquisitivo de los empleados gracias a las ventajas fiscales de los mismos. Además, ofrecen una variedad de servicios que satisfacen nuestras necesidades cotidianas.

La empresa también se ve beneficiada en la implementación de estos planes, ya que este tipo de política retributiva le permite ofrecer un plan de ahorro a los empleados, sin necesidad de que vean incrementados sus costes laborales.

Los productos o servicios que son demandados con más frecuencia son los siguientes:

  • Cheques o tarjetas restaurantes: este servicio es ideal para los empleados que, por su situación laboral, se ven a menudo obligados a comer fuera de casa. Este producto goza de una exención fiscal en el IRPF de hasta 11 euros/día.
  • Transporte público: para los empleados que habitualmente utilicen transporte público, pueden obtener con este servicio hasta una exención fiscal de 1.500 euros/año en el IRPF.
  • Guarderías: Los empleados que tengan la necesidad de utilizar los servicios de una guardería. Tienen un 100% de exención fiscal de la factura de la guardería si gestionan este servicio a través de su empresa.
  • Seguro médico: Los seguros médicos privados, si son gestionados a través de su empresa, gozan de una exención fiscal de hasta 500 € al año por beneficiario. Es decir, por cada familiar que queramos añadir a nuestra póliza de seguro, obtendremos una ventaja fiscal de 500 € por cada uno de ellos.
  • Formación: Cualquier curso de formación destinado a la actualización, capacitación o reciclaje para el desarrollo profesional de nuestros empleados, tendrá una exención fiscal completa en el IRPF por el importe total del curso realizado.

 

CASO PRÁCTICO

Pongamos el ejemplo de un trabajador que percibe una retribución bruta anual de 35.000 euros al año, tiene un hijo de 3 años que va a la guardería y cuyo coste anual es de 2.700 euros, come habitualmente fuera de casa y tiene contratado una póliza de salud para él y su mujer por un importe de 1.000€ al año.

Gastos anuales:

  1. Guardería: 2.700€
  2. Comidas: 2.662€
  3. Seguro médico: 1.000€
  4. Gastos totales = 6.362€

Sabiendo que las cuotas a la Seguridad Social que paga el trabajador ascienden a 2.222,50€, si hacemos la simulación del % de retención por IRPF que le corresponde en cada caso, nos da un resultado de un 18,12% para el escenario sin plan de retribución flexible, y un 15,48% para el supuesto de adherirse al plan de retribución flexible.

grafico

 

Como podemos comprobar en el gráfico, al poder beneficiarse de una deducción en la base imponible de 6.362€, el trabajador que está acogido al Plan de Retribución Flexible, consigue ahorrar hasta 1.908,84€ en las cuota de IRPF, lo que le permite percibir una cantidad neta total de salario de 28.344,34€ anuales. Además, tal y como podemos apreciar en la imagen del supuesto planteado, el coste del salario bruto es exactamente el mismo (35.000€), es decir, la empresa ofrece a los empleados la posibilidad de aumentar su poder adquisitivo, sin aumentar los costes salariales.


¿Quieres dejar un comentario?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Contacta con nosotros

Si requiere más información llámenos o póngase en contacto con nosotros

Formulario de contacto